Кафедра испанского языка




страница9/22
Дата26.02.2016
Размер2.12 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   22

2. Ministerio de Asuntos Sociales de España. Instituto de la Mujer. Una propuesta para evitar el sexismo en el lenguaje en www.elcastellano.org.


3. Mercado de trabajo, del 16 al 22 de diciembre de 2005, pág. 38.


Курчаткина Н.Н. (Россия)

Проблемы испанской фразеологии и лексикографии
N. Kurchatkina (Rusia)

Problemas de la fraseología y lexicografía españolas
Известно, что для создания научной базы лексикографии необходима теоретическая разработка важнейших лексикологических категорий. Практика создания переводных словарей требует решения целого ряда вопросов. Одна из задач двуязычного словаря – дать представление о несвободной сочетаемости слов данного языка, об основных видах несвободных сочетаний, их структуре, их формальных и семантических вариантах. К несвободным словосочетаниям относятся не только собственно идиомы, не только единицы, в основе которых лежит образ, делающий их относительно понятными, прозрачными по значению, но и лишенные образности лексико-аналитические структуры (сокр. ЛАС). Основанием для включения последних в словарь является тот факт, что они образуют одну из самых многочисленных групп, широко употребляются и определяют специфику испанского языка.

Регистрация единиц этого типа представляется особенно важной, когда речь идет о словаре активного типа. Создание такого словаря связано с большими трудностями теоретического и практического характера. Тип такого словаря является новым для лексикографии, активного словаря не знает еще ни одна лексикография (см. Гак В.Г.). Однако следует сказать, что вопрос об активном и пассивном описании языка был поставлен еще академиком Л.В.Щербой, который показал на материале синтаксиса, что если мы идем от форм к значениям, то это пассивное описание синтаксиса, а если мы идем от содержания, от мысли к формам, то это активный синтаксис15.

ЛАС представляют собой единицы номинативного инвентаря языка. Это такие словосочетания, в которых один компонент является носителем семантики целого, а другой морфологизован и выполняет наряду с семантической служебную (строевую) функцию, т.е. налицо оказываются две номинации.

Особенность ЛАС состоит в том, что вокруг одного компонента (обычно это существительное – семантический центр словосочетания) группируются другие слова, образуя фразеологическую парадигму, в которой лексические средства выполняют роль морфем (ср. carácter: abstracto – абстракт: ность; des: tronarquitar: el trono). Налицо изоморфизм морфологических и лексических словообразовательных средств.

Следует сказать, что лингвисты (Телия В.Н., Гак В.Г,) отмечают сходство фразеологической парадигмы и словообразовательной (морфологической) парадигма. Разница между ними состоит в том, что фразеологическая парадигмы может оказаться неполной, т.к. употребляются не все сочетания, а только те, которые зафиксированы узусом. Ср. пример из русского языка: вступить в действие – быть в действии – бездействовать (*выйти из действия). Ср. также пример из испанского языка: estar en flor – ponerse en flor, permanecer en flor – seguir en flor (*desflorecer).

Слова, группирующиеся вокруг семантического центра, реализуют фразеологически связанное значение в зависимости от семантики опорного слова. Ср. bestial реализует значение «очень хороший» только с некоторыми словами (plan, idea и т.п.). Значение «очень большой» это прилагательное приобретает в сочетании со словом talento (talento bestial). Таким образом, «Формирование фразеологически связанных значений слов предрешается смыслом других, опорных наименований» (Языковая номинация. Фразеология). Эти структуры получили широкое распространение во всех языках. Их исследование представляет большой интерес. Для изучающего иностранный язык они трудны не с точки зрения их понимания, а с точки зрения выбора слов для правильного построения высказывания (Гак В.Г.).

В словарях эти структуры либо вообще не представлены, либо представлены непоследовательно и неполно. Любопытное решение проблемы регистрации некоторых ЛАС можно найти в словаре М.Молинер (ср. словарную статью “miedo” и зарегистрированную группу глаголов, с которыми может сочетаться “miedo”). Подобное решение вопроса подтверждает идею, высказанную в свое время В.Г.Гаком об относительности лексикологических категорий в лексикографии: «Чем подробнее будет разработана семантическая структура слова, тем меньше будет оснований считать некоторые словосочетания фразеологизмами…».

ЛАС представляют собой единицы разных структурных типов, что видно уже из примеров, приведенных выше. Однако, наблюдается особенно много глагольных аналитических структур, поскольку именно глагол склонен к десемантизации, а, следовательно, к выполнению строевой функции. Типы моделей, по которым создаются ЛАС, соотносимые с глаголом, определяются спецификой конкретного языка. В испанском языке выделяются, например, такие модели как: глагол + прилагательное; глагол + наречие (наречная единица представляет собой устойчивое сочетание неидиоматического характера; или наречная единица представляет собой устойчивее сочетание типа идиомы); глагол + существительное.

ЛАС отводится большая роль в системе средств номинации в испанском языке. Такое широкое использование, например, глагольных ЛАС можно объяснять целым рядом лингвистических факторов: 1) ЛАС может восполнять отсутствие глагола: modaestarquedar(se) – ponerponerse de moda. 2) Соответствующий глагол имеется в языке, но его место оказывается занятым в системе языка: estarquedar(se) – dejar en apuros (cp. apurar). 3)Аналитическая структура может вместить больше семантической информации, чем глагол: morirestarquedardejar a lo último/a/en/los/lasltimasltimos/en sus finales/. 4) Система языка допускает выражение какого-либо семантического параметра при помощи морфологических, а также синтаксических средств (в словосочетании), а речевая норма отдает предпочтение какому-либо одному средству: desflorecerperder la flor, destronarquitar el trono.


М.В.Ларионова (Россия)

Игра слов как риторический прием в языке испанской прессы
M. Larionova (Rusia)

Juego de palabras como recurso retórico del español en los medios de comunicación
Vivimos en un mundo pletórico de datos, frases e íconos. Disponemos de un volumen extraordinario de información que proviene de lugares diversos y lejanos. El intercambio de mensajes ha alcanzado hoy una distancia prácticamente ilimitada. Las barreras geográficas se difuminan, las distancias físicas se vuelven relativas al menos en comparación con el pasado reciente. Ya no tenemos que esperar varias semanas para que nuestra carta llegue de un país a otro. La comunicación, salvo fallos técnicos, se ha vuelto instantánea. Hoy en día basta con enviar un correo electrónico para ponernos en contacto con alguien a quien incluso posiblemente no conocemos y en un país cuyas coordenadas tal vez tampoco identificamos con claridad.

En la actualidad se ha popularizado mucho la expresión “sociedad de la información”. Sin embargo, existe una gran variedad de significados atribuidos a este concepto y todavía no se ha impuesto una definición comúnmente aceptada de este término. En nuestra opinión, la expresión “sociedad de la información” designa una fase nueva de organización de la economía y de la sociedad, caracterizada por la capacidad de sus miembros (tanto personas, como empresas y administración pública) para obtener y compartir cualquier información instantáneamente, desde cualquier lugar y en la forma que se prefiera. El factor diferencial que introduce la sociedad de la información es precisamente el carácter general e ilimitado que en ella tiene el acceso a la información.

A diferencia de la comunicación convencional, los nuevos instrumentos para propagar información permiten que sus usuarios sean no sólo consumidores, sino además productores de sus propios mensajes. La disponibilidad de nuevos medios tecnológicos abre una nueva puerta hacia un mundo de posibilidades. Las tecnologías modifican las formas de actuar, materializando una serie de transformaciones sociales muy profundas, y afectan la propia forma de ser. A medida que se transforman los valores y las actitudes, se hace evidente que, en última instancia, están cambiando la cultura y la propia sociedad.

Los medios de comunicación exponen la realidad de una sociedad concreta en un momento concreto y esto exige utilizar el lenguaje que siempre debe mantenerse vivo. El idioma de los medios de comunicación representa un fenómeno muy especial y ofrece unas características que le son propias y que se manifiestan, al menos, en tres aspectos:



  1. en el vocabulario específico;

  2. en algunas preferencias sintácticas;

  3. en la expresión retórica y grandilocuente.

Si tradicionalmente la retórica ha sido la técnica utilizada para expresarse de una manera adecuada en público con el fin de persuadir al destinatario (ars bene dicendi), actualmente el campo de su aplicación se ha extendido, alcanzando los textos periodísticos. Es evidente la presencia de los elementos retóricos en el lenguaje de los medios de comunicación. La comunicación y la retórica tienen un objetivo común: influir persuasiva y efectivamente en los auditorios a los que van dirigidos, en decisiones y actitudes futuras que vayan a adoptar los receptores-consumidores de los mensajes informativos.

Muchas veces no basta con comunicar el qué, el quién, el cómo, el cuándo y el porqué. Para que el mensaje llegue a un público amplio, resulta necesario colorear la información y así captar la atención de los lectores. La retórica de los textos periodísticos en su triple dimensión semiótica – semántica, sintáctica y pragmática – recurre al acto de creación lingüística, consiguiendo mediante el arte del lenguaje y la magia de la palabra el objetivo de reforzar la eficacia discursiva del mensaje. El inventario de tropos y figuras retóricas – el símil, la metonimia, la sinécdoque, la metáfora y especialmente la estrategia del juego de palabras, además de los restantes recursos – sirve como instrumento que influye sobre las personas, modificando sus modelos de vida, sus elecciones, sus costumbres, el consumo y la opinión pública, reflejando una relación fina y estrecha entre el lenguaje y la prensa.

Analizando la retórica del lenguaje de la prensa, se debe tener en cuenta que los periodistas a menudo recurren a una complicada estrategia verbal que en su totalidad lleva el nombre de juego de palabras. El concepto de juego o lotería ocupa el lugar central en la filosofía posmodernista que caracteriza el entorno intelectual e ideológico de la sociedad de la información. En el idioma de la prensa las funciones con que cumplen los juegos lingüísticos son múltiples y persiguen el objetivo de alcanzar mayor eficiencia comunicativa y crear un contexto expresivo y lleno de imágenes para dominar la atención del receptor de la información y obligarlo a reflexionar más profundamente sobre el mensaje informativo.

El juego de palabras es un recurso lingüístico especial de organizar y presentar la información que sirve para atraer la atención hacia el acontecimiento mediático y borrar el automatismo de su percepción mediante el efecto inesperado que propician los medios lingüísticos. Más aún, la nueva unidad léxica creada con ayuda del juego de palabras involucra al receptor de la información en otro juego, esta vez, en el juego de conceptos que actualiza tanto el sentido léxico, como la semántica contrastiva de la palabra o expresión derivada. Analicemos un ejemplo. El artículo publicado bajo el título “Lula de miel”16 trata el programa de reformas que planea llevar a cabo durante su legislatura el presidente de Brasil Lula da Silva. Lingüísticamente, el título del artículo representa un caso de retruécano (calambur) debido a que entran en colisión dos palabras parecidas por su pronunciación: luna de miel – Lula de miel. La nueva expresión desarrolla un sentido doble: metafóricamente, por un lado, se subraya el carácter prometedor de las reformas, por otro lado, se insinúa en su posible futuro decepcionante.

La estrategia verbal llamada “juego de palabras”, en su aspecto creativo de la formación de nuevos vocablos y expresiones, cumple con las funciones siguientes:

a) la función nominativa que persigue la tarea de dar nombre a un fenómeno, persona u objeto, por ejemplo: el proceso de la vietnamización puede conducir a un escenario dantesco; Ciberhispania será una de las autopistas importantes en los próximos años; ha sonado la hora de vasquismo (nacionalismo vasco);

b) la función constructiva que ayuda a construir la oración, condensando en unas palabras el contenido de toda una unidad sintáctica: los consejeros mostraban cara de circunstancias; hizo funcionar la mejor publicidad la “boca – oreja”; se continúa la imparable escalada de violencia de atentados – represión o represión –atentados, entre ambas comunidades;

c) la función compresiva que consiste en la creación de una nominación secundaria más corta que la primera nominación: el asociacionismo profesional (se tiene en cuenta el proceso de unirse en todo tipo de asociaciones profesionales); los euroburócratas del Este (los nuevos funcionarios europeos);

d) la función expresiva que atribuye una fuerza enfática especial al nuevo vocablo formado: por ejemplo, el artículo que habla sobre la elección de Arnold Shwartzenegger al puesto del gobernador de California salió bajo el título Gobernator (contaminación de la palabra española “gobernador” y la inglesa “terminator” con que el autor alude al rico pasado cinematográfico del nuevo político); con la nominación Gringolandia se enfatiza el retrato de EE UU en su relación a España.

Cabe mencionar que en el proceso de la creatividad lingüística estas funciones se entrelazan, destacándose el papel dominante que siempre lleva la función expresiva.

La práctica textual permite distinguir en la prensa española los siguientes tipos de juegos de palabras a que recurren a menudo los autores de los textos mediáticos:

1) juego gráfico, muy usado en los textos de carácter publicitario y en los títulos de artículos; se basa en la actualización que se alcanza mediante la estrategia del uso de diferentes colores, letras, espacios, puntuación y otras técnicas de imprenta para poner de relieve aquella parte de la palabra formada que cumple con la función de la creación del nuevo sentido, por ejemplo:

Muebles

GRANDIosas rebajas (así el salón de muebles “Grandi” anuncia el comienzo del período de rebajas);
D V R S I D A D

Sin el Instituto de Empresa, muchos conceptos no tendrán sentido


Es un anuncio publicitario del Instituto de Empresa. La idea gráfica actualiza el sentido paralelo que surge y su valoración: la importancia de la carrera empresarial sin la cual será problemático que se cumplan todas las ilusiones profesionales;

2) juego fonético cuyas reglas se basan principalmente en la ruptura de las normas tradicionales existentes entre la ortografía y la pronunciación de la palabra:

Al Coca - cole con placer (título del artículo que presenta un programa de ayuda humanitaria de la compañía Coca-cola España que distribuyó en Ramala material escolar entre niños de familias sin recursos para facilitarles el acceso a la educación en colegios). Otro ejemplo curioso es la palabra “presidencia” con que bautizaron los periodistas españoles el magestuoso palacio Constantinovsky, nueva residencia presidencial rusa en los alrededores de San Petersburgo. La contaminación de los vocablos “residencia” y “presidente” produce un efecto cómico. Un ejemplo más es el título “Neuro – 2004”, bajo el cual se publicó el reportaje en que se analiza un juego nada bueno que demostraron durante la eurocopa de fútbol las selecciones de España, Francia, Alemania, Gran Bretaña que tradicionalmente se consideraban como los mejores equipos del fútbol europeo. La adhesión de la letra “n” despierta una relación asociativa y produce un nuevo sentido irónico y valorativo que revela la idea de un mal rato de nervios que pasaron los aficionados viendo perder a sus equipos más queridos.

El entrelazamiento de la tecnología gráfica y el juego fonético se destaca en las siguientes nominaciones: Xfera – es el nombre de un grupo de empresas sevillano. Se conserva la pronunciación aunque cambia la forma tradicional de escribir esta palabra; ““yo” life” – así se llama una línea de ropa joven, cuyo nombre está formado mediante la palabra española “yo” que presta su fonética a la nueva nominación porque suena igual que el pronombre posesivo inglés “your” y el sustantivo “life”, escrito en inglés. El nombre está orientado en llamar la atención del auditorio joven que en su mayoría domina el inglés;

3) juego morfológico cuyo punto de partida es el uso de la palabra en una categoría morfológica que le es ajena. Veámos unos ejemplos: la cultura del “dar”(se tiene en cuenta todo tipo de ayudas humanitarias a los países en vías de desarrollo). El infinitivo “dar” se usa como sustantivo en la posición sintáctica atributiva que forma con la preposición “de”. Maradona hizo grande al Nápoles, tras dejar el Barça – el traslado metonímico del sentido del adjetivo “grande” que funciona como sustantivo, desarrolla la idea de “un gran favor” que hizo Maradona aceptando jugar por el club Nápoles; los políticos por fin encontraron el instrumento de bloqueo en el proceso de tomas de decisiones – la forma del plural del sustantivo “toma” determina la pérdida de la idea de singularidad, comunicando un aspecto rutinario al importante proceso político de tomar decisiones. El mismo fenómeno se puede observar en la nominación “los socialistas de izquierdas” donde el plural estilístico desarrolla un nuevo efecto semántico de carácter despectivo. Otro ejemplo a analizar: Lo que llama la atención es que después de tantos Filesas y tantos Roldanes aún podamos seguir diciendo que el PP es un partido indecente. El juego de palabras reside gramaticalmente en convertir los nombres propios en sustantivos comunes, poniéndolos en plural, y semánticamente, en atribuir el sentido generalizador tras actualizar el concepto concreto de las palabras;

4) juego estilístico en que se involucra todo tipo de recursos retóricos para alcanzar la mayor expresividad:

a) repetición para reforzar la idea: un escandaloso escándalo; la abnegada dignidad; se ocuparon preocupadamente;

b) contraste para profundizar o dramatizar: decentes e indecentes; luces y sombras de La Moncloa; La crisis vasca: entre la ruptura y el diálogo; un minuto en la televisión vale más que mil carteles en la calle. Merecen atención especial las oraciones en que la colisión de ideas está formada por una oposición ocasional de los antónimos contextuales: No es lo mismo ser rico que ser pobre pero algunos en el pecado llevan la penitencia: en el país más rico tienen como presidente a Georges W. Bush y en uno de los más pobres tienen a Lula. La triple oposición (rico – pobre, pecado – penitencia, Bush – Lula) produce un fuerte efecto halagador hacia el presidente de Brasil. Veámos un ejemplo más: Hemos pedido la mano de obra y vinieron seres humanos. El uso contrastivo de las expresiones mano de obra y seres humanos lleva al choque de conceptos, actualizando la oposición semántica “animado – desanimado” y el concepto político muy discutido últimamente del trato digno que se debe ofrecer a los inmigrantes en los países civilizados;

5) juego sintáctico, orientado principalmente en romper la combinación habitual de las palabras. Existen diferentes formas de tales juegos, por ejemplo, introducir una palabra ajena sustituyendo o añadiendo algún elemento en un cliché, frase hecha o proverbio, jugar con el título de una obra literaria o musical: El gas nuestro de nuestros días (en vez de “pan”); El canto a la esperanza (en lugar de “El canto a la alegría”de Beethoven); Javier Madrazo, en su laberinto (“el general en su laberinto” de Gabriel García Márquez); El Club de Alguna Energía (en vez de “El Club de La Energía”; se introduce el pronombre indeterminado para llamar la atención a la ausencia de algunos patronos importantes en sus actos);

6) en fin, juegos creativos de formación de palabras: analizando los rasgos característicos del lenguaje de los medios de comunicación cabe destacar que la creación de neologismos y nominaciones ocasionales constituye una de sus peculiaridades más vivas. La estrategia del juego coincide con el deseo de los periodistas de reflejar la nueva realidad que describen, expresar su propio punto de vista, llamar la atención del receptor de la información, hacerle reflexionar, involucrarlo en el proceso de la interpretación de los acontecimientos y hechos, invitándolo a descifrar los enigmas lingüísticos.

La creación de palabras a menudo tiene como base algún nombre propio: la prensa española habla del thatcherismo (la época política de M. Thatcher); de alonsomanía (Fernando Alonso, pilóto de la Fórmula I, es el ídolo de la afición española); de las maragaladas del presidente de la Generalitat Pascual Maragall (teniendo en cuenta sus decisiones y actos políticos). Estas palabras están formadas mediante la adhesión del sufijo correspondiente (-ismo, -ada) al nombre propio o mediante la unión de dos palabras (Alonso + manía).

Como base productiva para crear palabras frecuentemente se usan las siglas o los acrónimos: los ugentistas (UGT), peneuvistas (PNV), pesoístas (PSOE), peceros (PC), las pymes (con i griega que se conserva en su ortografía: pequeñas y medianas empresas), los adjetivos sidoso y sídico (SIDA) circulan por el lenguaje de la prensa, poniendo de manifiesto las posibilidades derivativas del español. Todo parece indicar que la duración de estos vocablos será tan permanente como las entidades o fenómenos a que aluden.

El idioma de la prensa refleja el potencial creativo del idioma español a que recurren los periodistas formando nuevos vocablos mediante la técnica de juego de palabras, buscando mayor expresividad y creando un campo de interpretaciones libres: no se puede dejar de apreciar la magia de tales palabras como spanglish (con que se caracteriza la gran influencia que ejerce el inglés en la lengua española)17. Otro ejemplo curioso es el sustantivo telenoverla, vocablo de fino arte lingüístico que permite revelar la actitud irónicamente negativa hacia los culebrones que llenaron las cadenas televisivas. Merecen atención especial las expresiones “el pesimismo noventayochista” y el “guerracivilismo” con que el periodista caracteriza dos conceptos exclusivos de la historia española. Ya no nos sorprendemos encontrando en la prensa las palabras ciberespacio, internauta, el verbo emailear y un gracioso emilio (en lugar de e-mail), expresiones correo basura o tecnología antispam que trajo al lenguaje el desarrollo rápido de Internet y de altas tecnologías informáticas. Las operaciones de manipulación lingüística crean en los textos informativos una nueva realidad mediática que toma parte activa en el proceso de formación de nuestras impresiones sobre el mundo que nos rodea.

Los medios de comunicación – la prensa escrita y digital, la radio, la televisión, Internet – describen la actualidad, la analizan, amplían los acontecimientos y opinan sobre ellos. En el centro de estos procesos se halla el texto mediático, sin el cual no se puede prescindir porque constituye un elemento básico de la tarea de informar. Los textos se crean mediante el arte del lenguaje. Eso significa que los periodistas, deseosos de ganar la lucha por la conquista del mensaje semántico y no sólo informativo, se entregan a la tarea de subordinar los recursos lingüísticos a la eficacia discursiva del mensaje. La subjetividad estilística que alcanzan, es enormemente enriquecedora desde el punto de vista creativo, pero no precisamente noticioso. El cambio de valor de las palabras, las técnicas de juegos lingüísticos, las tentaciones metafóricas y metonímicas mueven los acentos desde la información de la actualidad hacia su valoración y comentario que sigue a la realidad de las noticias. Este esfuerzo del periodista por conseguir la comprensión rápida y total del mensaje, con el deseo de atraer la atención del lector e involucrarlo en el proceso creativo de la interpretación, determina una de las características más destacadas del lenguaje de los medios de comunicación que es su rico potencial retórico.

1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   22


База данных защищена авторским правом ©uverenniy.ru 2016
обратиться к администрации

    Главная страница