Кафедра испанского языка




страница4/22
Дата26.02.2016
Размер2.12 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

Los titulares del artículo (antetítulo, título y subtítulo) recogen lo esencial de la noticia y atraen la atención de los lectores. Para alcanzar este objetivo en los titulares se observan las siguientes características gramaticales: preferentemente, los verbos se usan en presente de indicativo (El negocio de la cocaína se dispara en España al crecer el consumo); se omiten los verbos “ser”, “estar” o se recurre a cualquier otro tipo de élipsis (El Atlético, contra las cuerdas); a veces se omite el verbo dicendi para introducir el estilo directo (Mercedes Gallizo, Directora General de Instituciones Penitenciarias: “Soy una revilución andante”); se omiten las abreviaturas, excepto aquellas que toda la audiencia conoce (PP); de los signos de puntuación se usan la coma y los dos puntos.

V. Los titulares son muy importantes porque en forma breve de un espacio reducido presentan el resumen del artículo. La entrada (el lead), que es una variante de titulación periodística, se caracteriza por un largo subtítulo que resume y destaca lo más importante del contenido global de la información. Puede aparecer en negrita o como primer párrafo del cuerpo de la noticia.

VI. El pie de foto, que acompaña las ilustraciones y cuyas características más destacadas son la sencillez y la brevedad también se refieren a la categoría de los titulares. En general, puede servir para describir o justificar las imágenes, si bien su finalidad principal se concentra en completar el contenido informativo (una foto: El exmilitar británico Tim Collins, durante la entrevista celebrada en Londres; otra foto Collins en 2003, cuando dirigía un batallón en Irak).

VII. Los periódicos suelen contener textos de publicidad que también son textos mediáticos. El objetivo del titular publicitario consiste en atraer la atención de los lectores y despertar el interés al producto o servicio que se vende. El titular incluye el llamamiento publicitario y el argumento publicitario principal que después se desarrolla en el texto básico que cuenta más detalladamente de las ventajas de la mercancía o del servicio (Déjalo todo y ven ya a tu Distribuidor Opel; Nuevos motores Paugeot HDi. Aprende a moverte en silencio). El mensaje publicitario suele combinar el texto verbal con imágenes o artificios gráficos llamativos. Las características principales del texto de este tipo para que sea más efectivo son originalidad, brevedad, sugerencia.

VIII. El título del artículo es muy importante porque se publica no sólo en la prensa, sino en recursos bibliográficos, en bancos de datos, en páginas de Internet y en la literatura citada de otros artículos. Su función es atraer la atención del receptor e interesarlo, obligar a leer todo el material que ofrece la fuente informativa. “El título es una etiqueta y por lo tanto tiene que describir precisamente el contenido del artículo” (Michael Alley).

Literatura:

1). Добросклонская Т.Г. «Вопросы изучения медиатекстов (опыт исследования современной английской медиаречи). – М.: Едиториал УРСС, 2005.

2). Анисимова Е.Е. «Лингвистика текста и межкультурная коммуникация (на материале креолизованных текстов)». – М., 2003.

3).Ignacio Ramonet “El poder mediático”, Ciberlegenda, Número 7, 2002.



Гонсалес-Фернандес А. (Россия)

Комедия «Игра интересов» вершина творчества Х. Бенавенте


  1. González Fernández (Rusia)

Comedia “Los intereses creados” es la cumbre de la obra benaventina
Комедия «Игра интересов» была написана автором в 1907году и в том же году состоялась премьера её постановки в Театре Лара в Мадриде. Неожиданно для автора публика восторженно приняла пьесу, исполнителей главных ролей (особенно Криспина) дважды вызывали на бис уже после пролога.

Хотя Бенавенте считал лучшим своим произведением драму «Госпожа хозяйка» (Señora ama”), зрители и критики единодушно присудили первое место комедии «Игра интересов». Эта комедия весёлая и грустная, в ней ярко проявился талант автора и его гуманизм. Это признавали и признают все: испанские и зарубежные критики, современники и потомки Бенавенте.

«Игра интересов» единственная из 172 пьес драматурга полностью переведённая на русский язык и поставленная в 1919 году в России (Москве и Петрограде). Причём и здесь постановки прошли с огромным успехом. До того момента имя автора в России было практически неизвестно, и любители испанской литературы могли составить себе представление о творчестве Бенавенте лишь по нескольким рассказам, напечатанным в журнале «Вестник Европы» в1912 году.

В прологе к пьесе автор декларирует свою приверженность традициям народного фарса: «Перед вами обломок старинного фарса, который на постоялых дворах и площадях забавлял прохожих горожан, ни на какое знатное родство эта комедия не претендует, …однако в народных шутках, прибаутках и философии видится отражение страдания, смягчённого покорностью судьбе униженных людей».

«Игра интересов» единственная пьеса Бенавенте, которую и сейчас можно встретить в репертуаре испанских театров, что свидетельствует о том, что она до сих пор не утратила в определённой степени своей актуальности и представляет интерес для современного зрителя. В этой комедии наивысшей остроты и силы достигла критика автором порядков, господствующих в буржуазном обществе, отношений, построенных на корысти, стремлении к власти любой ценой, уверенности, что главное только то, что приносит доход и уважения достоин только тот, кто может пригодиться.

Пожалуй, в этом и состоит актуальность комедии Бенавенте для современного зрителя. Может быть, эта пьеса хотя бы немного поможет и нам разобраться в ценностях истинных и приходящих.



R. Consuelo Gonzalo García (España)

DocuTradSo en línea:

Fuentes de información para la traducción al español
Esta ponencia recoge mis últimas investigaciones en el campo de la Documentación aplicada a la traducción10 y surge precisamente en un momento en el que la documentación se ha convertido en una disciplina científica de primer orden en la formación de traductores e intérpretes. En todo proceso de transferencia desde un texto origen a la elaboración de un texto final, el traductor, además de otras competencias específicas, tendrá que ejercitar su competencia documental. En este sentido, nuestro principal objetivo didáctico es la formación de traductores competentes y avezados en el manejo y gestión de fuentes de información, en el uso de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) y en el conocimiento de las vías de acceso al mercado laboral.

En la sociedad de la información, es evidente que la actividad traductora no puede concebirse sin el apoyo de la tecnología. Dicho de otro modo, el traductor debe seguir los avances de la revolución tecnológica, teniendo en cuenta la progresiva especialización a que se ve abocado, y también debe saber aprovechar el potencial informativo que le brinda Internet. Esta valiosa fuente de documentación le va a permitir un acceso universal, rápido y eficaz a recursos y servicios de información, pero, por sus propias características, también le ofrece la desventaja de la dispersión, mutabilidad y dudosa calidad de sus contenidos. Para el traductor, el éxito en sus labores de búsqueda documental dependerá en gran medida de una utilización “inteligente” de las denominadas herramientas telemáticas y de una evaluación rigurosa de la información contenida en la web.

Es justamente en este contexto de democratización informativa que inaugura Internet en donde surge DocuTradSo, la primera propuesta de clasificación de fuentes de información en línea para la traducción al español (), que intentaremos resumir en estas páginas.

La traducción en el contexto de la sociedad de la información

Todos somos conscientes del avance y de la importancia que las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) han ido adquiriendo en el campo concreto de las lenguas. Evidentemente, los modos tradicionales de practicar la traducción se han venido transformando de forma notable a consecuencia de la irrupción y generalización de los nuevos recursos tecnológicos de apoyo a la comunicación interlingüística. La propia Unión Europea, a través de innumerables proyectos e iniciativas y siempre fiel a una voluntad democrática de pluralidad lingüística, no ha cesado de fomentar la investigación en el ámbito de la tecnología lingüística para la gestión electrónica de la información11. Además, con mejor o peor criterio terminológico, en la actualidad se habla comúnmente de los teletraductores o traductores virtuales, para quienes Internet se ha convertido en una herramienta de trabajo imprescindible, pues no solo les permite obtener y gestionar sus encargos de traducción, sino que además logran resolver buena parte de sus problemas documentales en este espacio virtual. Recordemos que, anteriormente, algunos sociólogos hablaron del homo digitalis12 y del homo virtualis13 para afirmar que Internet aparece como el nudo gordiano de la sociedad del conocimiento del siglo XXI. La red de redes, en efecto, se presenta para el traductor virtual como un instrumento de información básica, ya que no solo facilita el acceso a todo tipo de recursos lingüísticos y bibliográficos y, por lo tanto, mejora sensiblemente las labores de búsqueda documental, sino que también se descubre como una vía libre y abierta de comunicación mundial e interprofesional. En definitiva, la inmersión del traductor en un proceso permanente de culturización tecnológica es uno de los principales imperativos de la sociedad de la información.



La documentación en el proceso traductor

Partimos de la idea de que, en todo proceso traslativo, es necesario acudir a la documentación como medio y fuente de resolución de los problemas derivados tanto del análisis e interpretación del texto origen (proceso semasiológico) como de su reexpresión en la lengua meta (proceso onomasiológico)14.

La necesidad de incluir la documentación como materia troncal en los planes de estudio de la licenciatura de traducción e interpretación en España vino marcada por un amplio abanico de razones teórico-prácticas que demostraron que la documentación, al servicio de la actividad traductora, se convierte en un elemento clave del proceso traslativo. Cualquier tipo de traducción, y en particular la traducción especializada, está marcada por la importancia que ejerce el conocimiento del campo y por la necesidad de la documentación. Frente al texto, el traductor está permanentemente tomando decisiones y ello le obliga a estar capacitado para desarrollar estrategias que le conduzcan a la resolución de problemas.

En primer lugar, como usuario de la documentación, el traductor se convierte en un profesional selectivo, especializado. Ante cada texto, le surgen diversos tipos de problemas y, en el proceso resolutivo, podrá poner a prueba su capacidad para identificar, evaluar, utilizar y rentabilizar las fuentes de documentación. Asimismo, al utilizar los recursos convencionales y electrónicos a su alcance, podrá reconocer y experimentar las múltiples posibilidades de búsqueda, recuperación, tratamiento y difusión de la información.

Por otra parte, como procesador y productor de información, el traductor tiene una enorme responsabilidad. Cada traducción es un recorrido por una senda de interrogantes y respuestas documentales, que deben quedar debidamente registradas y retenidas. El empleo de memorias de traducción le permitirá guardar este trabajo de una manera estructurada y organizada y se convertirá en una nueva fuente de información para futuros encargos. Suele decirse, además, que el mejor archivo del traductor profesional, es el personal. La elaboración propia de recursos lexicográficos y terminológicos será una consecuencia más de su especialización y le ayudará a conformar su competencia documental y traductora.

Por último, ejerciendo de documentalista, el traductor tiene que saber aprovechar el potencial informativo de Internet. La red de redes se ha convertido en un instrumento documental habitual y recurrente -nunca exclusivo- a la hora de localizar y consultar cualquier tipo de fuente informativa. Si antes conveníamos en afirmar que Internet ha supuesto una revolución en cuanto a la forma de acceso y difusión de la información, ahora todos coincidimos en afirmar que este sorprendente medio de localización e intercambio de recursos científicos ha dado origen a un nuevo concepto de “sociabilidad”. En cualquier ámbito, se habla ya con naturalidad de comunidades virtuales, bibliotecas virtuales, librerías virtuales, aulas virtuales, etc. La virtualidad la posibilita, la ejerce y la fomenta la propia red y cualquier modo tradicional de trabajo queda afectado y transformado por ella. Y si bien la traducción como ejercicio poco o nada ha variado a lo largo de los siglos, sí lo han hecho en cambio las ayudas externas del traductor, que se han multiplicado exponencialmente gracias a Internet. Cada vez que nos conectamos a la red, estamos abriendo nuestra puerta de acceso a un foro de comunicación multilingüe y nos introducimos en un enorme banco de datos sin catálogo. El traductor profesional no sólo tiene que aprender el lenguaje de interrogación de la red para poder localizar la información pertinente a cada problema, sino que debe conocer también los parámetros e indicadores de evaluación de la misma.



La adquisición de la competencia documental

Desde la Documentación aplicada a la traducción intentamos concienciar al alumno sobre la relevancia que adquiere la competencia documental en cualquier proceso traductor, argumentando el por qué de su necesaria adquisición. El éxito o fracaso en el quehacer traductor dependerá en muchos casos de un correcto uso y aplicación de la documentación. Recordemos que saber documentarse implica siempre saber identificar y categorizar problemas de traducción (lingüísticos, bibliográficos, normativos, temáticos, etc.) para poder elegir después, en cada caso, la fuente o fuentes de información apropiadas para su resolución.

Entendemos por competencia documental el conjunto de conocimientos, destrezas y actitudes en el uso, gestión y procesamiento de la información, necesarios para la resolución de problemas documentales inherentes a cualquier encargo de traducción. Según podemos comprobar en el siguiente cuadro, cualquier traductor necesitará desarrollar y adquirir una competencia documental a distintos niveles: informativo, procedimental, tecnológico, evaluativo y profesional.


necesidad de la competencia documental del traductor

nivel informativo


Conocimiento y uso de fuentes de información generales y especializadas.

nivel procedimental

Conocimiento y uso de sistemas, métodos y estrategias de búsqueda documental.

nivel tecnológico

Conocimiento y uso de las tic y de los instrumentos tecnológicos de apoyo a la comunicación interlingüística.

nivel evaluativo


Conocimiento y aplicación de criterios de evaluación de la información digital.

nivel profesional

Conocimiento del mercado laboral y de la realidad profesional para desenvolverse con éxito en su trabajo.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22


База данных защищена авторским правом ©uverenniy.ru 2016
обратиться к администрации

    Главная страница